Estas informado de las proximas novedades

Nuevos productos

Nuevos productos
Todos los productos nuevos

Biografía y productos relacionados con Garrido, Martín

manufacturer_64.jpg?time=1571814658

Martín Garrido Barón (Barcelona, 1982)

Hijo de la actriz Beatriz Barón y el director de cine y escritor Martín Garrido Ramis, a temprana edad recibe de éste una decisiva premonición, cuando le hace saber (viéndole jugar con una pelota) que nunca sería un buen futbolista. Martín Garrido, a los 9 años e incitado por su padre, se inicia en el dibujo con el maestro Mateo Palmer. Dos años después iniciará su formación mas significativa con el artista Alceu Ribeiro (miembro de la célebre Escuela del Sur, fundada en 1942 por el maestro, y profesor suyo, Joaquín Torres García). En la década de los 90, Martín Garrido definirá su estílo propio y singular; con el envuelve su obra de constructivismo, barroquismo, manierismo, expresionismo y cierto tremendismo que define el carácter del artista como personaje de si mismo, caracterizado por un ser taciturno y engullido por una permanente crisis existencialista. Su pintura refleja un compendio de la pintura de Caravaggio, Velázquez; de la pintura post impresionista de Cezanne, a las puertas del cubismo; de la obra de Schiele, Picasso; y de la pintura simbolistas y surrealistas de Mallorca de Candido Ballester, Roca Fuster y Coronado. Destaca en su obra el uso de la luz y la falta de la misma, de los colores intensos, del contorneado de las formas para hacer su pintura solida y consistente.

A partir del año 2000 iniciará su trayectoria individual en exposiciones que concluyen con gran éxito; Galería Mediterránea en Palma y Galería Jovenart en Madrid, mientras en Barcelona se exponen sus cuadros en la feria Art Expo. Ello le llevará a repetir en los años siguientes. En el año 2007 realiza la obra Un invierno en Mallorca, Gerge Sand y Chopin, que servirá de cartel para la obra de teatro que reinaugurará el Teatro Principal, después de 4 años cerrado por reformas. En su trayectoria se reconocen, por ahora, tres etapas, Miscelánea, colorista, vigorosa y más barroca. Época negra, reminiscencia de la obra de Eduardo Arroyo. Y Obras recientes, en la que queriendo o sin querer, sus personajes pueden dialogar con los de otros cuadros de Francis Bacon y Ritch Miller.

En la última década ha compaginado los éxitos en la pintura con los éxitos en el mundo cinematográfico. Y sigue trabajando ...

Filtros activos