Ramis, Juli

Juli Ramis i Palau (Sóller 1909 – Palma 1990)

Nacido en Sóller, desde su juventud estuvo en contacto con numerosos artistas de renombre como Santiago Rusiñol o Joaquin Mir gracias a su padre, quien era amigo de todos ellos. A partir de estas influencias, en la década de los años 20 empieza pintando paisajes de Mallorca. Entre 1928 y 1930 se traslada a Barcelona y Madrid para formarse y perfeccionar su técnica, completada en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. En 1931 conoce a Pablo Picasso, quien le pondrá en contacto con otros artistas de la vanguardia y le dará a conocer figuras del arte abstracto internacionales como Paul Klee o Kandinsky. Sin embargo, cuando estalla la Guerra Civil Española vuelve a Mallorca hasta 1939, cuando se instala en Tánger, donde adquiere grandes influencias de otros artistas y escritores. Será a partir de 1947 cuando Juli Ramis se traslada a París, y a partir de ahí alternará estancias en ambas ciudades. En los años 60 consigue la fama mundial, siendo considerado por la revista The Times como uno de los cien mejores pintores del mundo. Participó en numerosas exposiciones y bienales: en Egipto – donde adquirió el primer premio –, en Moscú, en Venecia, en Alejandría y en Sao Paolo. En 1970 se establece de nuevo en Mallorca y sigue exponiendo alrededor de toda España. A lo largo de su trayectoria fue galardonado en diversas ocasiones, entre las cuales destaca la Medalla de Oro de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, la cual es el máximo honor que concede el gobierno de las islas. La importancia de la figura de Juli Ramis reside, entre otras cosas, en ser uno de los precursores de la pintura abstracta matérica en territorio Español.

Fuentes: https://canprunera.com/es/col%C2%B7leccio/juli-ramis/ // https://www.esbaluard.org/coleccion/artistas/juli-ramis/

Ramis, Juli

Ramis, Juli

    • ¡Buen precio!

    Ramis, Juli. Boceto de mujer.

    Precio base 395,00 € Precio 195,00 €

    Juli Ramis, 50 x 34,50 cm, dibujo de tinta negra sobre papel vegetal. La obra es un boceto de Juli Ramis que representa una figura femenina mirando de costado con la cabeza apoyada en la mano, que muy probablemente sea un retrato. Aquí se puede ver el nacimiento de una obra de Ramis, caracterizado por sus líneas suaves, sin ángulos pronunciados.